miércoles, 17 de septiembre de 2014

Un homenaje a Eduardo Lemaitre en su centenario de su natalicio

¿Qué tiene mucho que ver Eduardo Lemaitre con la televisión colombiana, y en especial, cuando se celebra la fiesta de los 60 años de la televisión colombiana? La respuesta es simple: hizo televisión, es sinónimo de memoria e historia del país cuando ha hecho esfuerzos grandes en investigar grandes hechos y grandes personajes.

Hoy, septiembre 17 se celebra su centenario de su natalicio, como fue senador, historiador, dramaturgo, lo que faltó hacer fue televisión, y fue a finales de 1978 que constituyó a su propia empresa bajo su nombre: "Producciones Eduardo Lemaitre y Compañía Ltda." para participar en la licitación de televisión que debía celebrarse a finales de ese mismo año, con la llegada de Turbay Ayala al poder nacional, transformó la forma de hacer televisión y quienes participarán en televisión, entonces Lemaitre, más allá del beneficio comercial y de representar la idiosincracia de la región Caribe y exactamente en Cartagena en la televisión nacional tuvo la fortuna de ser uno de los beneficiados de la bonanza que se vivía en la televisión durante ese tiempo.

Solo una hora le adjudicaron el 30 de mayo de 1979 Inravisión al cartagenero y desde ese momento ya comienza la carrera en televisión que solo se destaca en un solo programa: Revivamos Nuestra Historia.

Fue el domingo 5 de agosto de 1979 a las 8:00 PM por la Cadena Uno (hoy Canal Uno) el debut de Lemaitre como programadora, justamente, es cuando también se celebra también sus 35 años en la televisión colombiana, Lemaitre tenía 64 años, faltaba un mes para sus 65 años de edad, con tantos logros en lo profesional la televisión, era lo innovador.

Tantos retratos hechos a Simón Bolívar, a las historias de Cartagena y de Colombia que Inravisión en 1981 le dieron una media hora de más por su éxito de Revivamos nuestra historia. Y rumbo a sus primeros 5 años, a Lemaitre le dan dos horas y media de más para completar cuatro durante el periodo 1984-1986, al llegar a sus 70 años Lemaitre, bajo el respaldo comercial de Promec Televisión y un éxito sin precedentes de Revivamos nuestra historia cuando presentó la vida y obra de Jorge Eliecer Gaitán (el cual ha cobrado comentarios, incluso los más polémicos a una historia menor de 50 años). De tantas historias que Lemaitre pudo plasmar en televisión, faltaba hacer uno en particular: a Rafael Núñez, pues en 1986 lo llevó en Revivamos nuestra historia y se hizo realidad, después de tanto investigar la vida y obra del creador de la Constitución de 1886, que para ese tiempo era el centenario.

En 1987, con ganas de seguir llevando más tiempo en la televisión a su programa insignia, que, para ese tiempo tenía cansancio de ideas, la licitación de televisión en ese año, el comité evaluador declaró inviable el programa, que pretendía, con nuevas historias del país seguir retratando y valorizar el espacio; alegó en ese tiempo el comité evaluador el elevado costo de la realización del programa y la relación oferta y demanda es inequitativo de acuerdo a las proyecciones que tuvo Inravisión en materia comercial. Lemaitre le adjudicaron buenos horarios, pero Revivamos nuestra historia ya no regresará con ella.

En vista de que ya no puede revivir nuestra historia nacional en televisión de ahí a 1991, tomó la decisión de vender su programadora, debía hacerlo desde que lo adjudicaron, pero había restricción sobre la venta o retiro de sus espacios, por lo que, a partir de julio de 1988 comenzó la idea de terminar definitivamente 9 años de exitosa incursión, su programadora fue puesto para la venta y Promec fue el directo interesado en adquirirlo y a finales de 1988, finiquitado la movida empresarial, pasó a manos de Promec y pasa de sociedad limitada a sociedad anónima por acciones y cambia su nombre por la de Compañía Productora de Televisión "CPT Televisión". 

Desde ese momento se devolvió a Cartagena del todo, a seguir investigando, a escribir artículos en los distintos periódicos sea del país o en Cartagena. Tan solo vivió 80 años, y en noviembre de 1994, dos meses después de su cumpleaños falleció.

¿Que tanto nos significó Lemaitre en televisión? Comparado con hoy día, lo capaz de hacer algo que no se hacía en televisión, hablar de la historia nacional, pues siempre en televisión se hacían programas basados en obras literarias de escritores extranjeros, también hubo cabida al colombiano, pero quizá, con las dimensiones de Lemaitre contar cómo era Colombia y llevarlo en la televisión. Si de algo lleva Eduardo Lemaitre de nosotros es la forma de investigar paso por paso y con la acucia para hacer una historia bien contada y con fácil recordación, lo que no se tiene en lo popular leyendo libros o artículos en medios impresos.

Es justo que en los 60 años de la televisión colombiana, se le haga un sentido homenaje, ya que son tantas fechas: el natalicio en septiembre, la de su programadora en agosto y la de su fallecimiento en noviembre. Eduardo Lemaitre dejó huella y ejemplo en la televisión, que hoy día, pocos o difícilmente lograrán el grado que tuvo.

sábado, 1 de febrero de 2014

Reforma a la ley de televisión (Opinión)

A raíz de los nuevos programas que el Canal Uno nos brinda hoy, nos damos cuenta de algo: no está funcionando 10 años como periodo y lo ideal es reducir a tres o dos años como lo hacen los canales regionales para oxigenar, pero la prórroga debe seguir.

¿Y por qué motivo? En el portafolio de las programadoras, a largo plazo, si bien para esos años fueron distintos y hasta con crisis económica que los resistió, además de la transformación en materia de comercialización en televisión, en un momento dado puede fracasar y si ésta no pudo, para 2017 si no se hace algo en cuanto al fondo del contrato que se firma para poder brindar programación de calidad en el Canal Uno, la caducidad de contrato o la devolución de los espacios retornará. Ideal es analizar si sirve esos 10 años o mejor tres años, por el bien del portafolio de la programadora, ya que los publireportajes lo mantienen rentables, resumidas cuentas: contenidos.

Sabemos que las elecciones legislativas se puede prestar para muchas cosas: que habrá un congresista dispuesto a reformar la ley de televisión e incluso acabar el Canal Uno, lo malo es que los candidatos reciben dádivas no solo de RCN y de Caracol, sino de las mismas programadoras del Canal Uno y hasta de los canales de TV paga en Colombia y eso puede prestarse a los impedimentos y las recusaciones, así la Procuraduría dé visto bueno a un proyecto de ley y la reputación que pueda llevar un congresista. Por eso, nadie, podrá pasar de agache si habrá nuevo congreso, si es que los indignados prosperan el voto en blanco...

E inclusive, eliminar la televisión estatal, porque eso lo puede hacer un congresista si se le da por reformar la ley de televisión y hasta de un acto legislativo que lo regula, pues la TV estatal lo consagra en la Constitución de 1991, y un acto legislativo es demorado para dar un concepto de la Corte Constitucional. Si eso pasa, y si hay inconformismo, porqué no sería ideal crear un canal comunitario nacional, con restricciones y con condiciones y sea de fácil acceso a las asociaciones y grupos sociales sin ánimo de lucro, eso le da la razón a los opositores que tienen fobia a la TV privada y al Canal Uno, que no puede hacer política con ella, pero con argumentos acercar a otro lado de Colombia y ser más comunitaria.

Un consejo le queremos dar para éstas elecciones, elijan bien, busque de donde saca el dinero el candidato, no estoy buscando ese lunar para aprovechar un debate o una contienda, pero es bueno el congresista que vote sin haber recibido dineros que el que sí.

#UNOcambia ¿Cuanto va a durar?



Jamás hay que darle la razón a los canales privados, ahora con el apoyo del Grupo Prisa y esta vez muy asegurado, ya que las programadoras tienen los programas de buena calidad a pesar del bajo presupuesto y capacidad financiera, ya que Prisa se dedicará en los medios que comercializa darle la suficiente propaganda.

Sin embargo se ganarán críticas porque en prime time hay programas extranjeros, pero comparado con lo de RCN y Caracol hay un programa gringo porque en los privados lo relegan en la madrugada, horario en donde nadie los ve y que algunos reprochan, pues en el caso de los privados tiene que ser un programa extranjero de muchos capítulos y no de 22 por temporada de una comedia o serie estadounidense, ya que de los 8 por ciento que posee de cuota extranjero, logra con éstos cambios al límite: 25 por ciento. Volviendo al tema los privados prefieren los latinos que a los netamente gringos. Sumado a que los sábados, Sábado Gigante está acaparando el 50 por ciento de la programación del Canal Uno.

El cambio de imagen, aunque muchos lo entienden como los nuevos programas que ingresarán el canal, pocos caen en cuenta que éste 13 de junio el canal celebra 60 años de existencia, siendo la única manteniendo la tradición de ser de concesiones, escuela de empresas y hasta de comercializadoras.

Si bien no podrá ser el 'coco' de los privados, espera mantenerse como alternativa, solo que ésta vez, es más entregado al público y atractivo, quizá maduro, después de muchas enseñanzas de integrar y ser uno solo o aunque sean divididos, saber jugarselas, en materia de rating y de comercialización de espacios.

Menos Jorge Barón y más Yamid y Coronell, pues debido a lo poco que puede tener Jorge Barón como programadora y como ya tiene un gran recorrido sumado a que mayo celebra los 45 años de la programadora se limita en sus propias producciones. En el caso de la programadora de Daniel Coronell: NTC Televisión tiene los programas del canal Univisión del cual labora allá en Estados Unidos, puede irle bien porque nadie sabe si más tarde Caracol Televisión llegue a una alianza y lo deje sin posibilidades.

La franja infantil va a ser su gran punto de referencia frente a los privados, pues para el caso del Canal Uno hará respetar la ley y respetar a los televidentes, como el caso de lo que veremos de lunes a viernes a las 4PM y los fines de semanas a las 8AM, el lunar es el intermedio del sábado del programa cristiano Hechos y Cronicas en la franja infantil, que, si no se corrige a tiempo esa mala distribución, puede correr el riesgo de espantar la audiencia y eso que tanto RCN y Caracol también emiten clásicos animados, el Canal Uno tiene a Las aventuras de Tom Sawyer.

Con seguridad le irá bien, ya que el tercer y cuarto canal, se ha vuelto promesa de campaña política barata y aunque hubo atrevidos escogen los peores candidatos a servir una utopía en televisión.

miércoles, 1 de enero de 2014

El decenio del Canal Uno: Pudo haber sido peor

Muchos en 2003 no les importaban si el Canal Uno estaba bien distribuidos los horarios que le adjudicaron, de hecho, la gente ya contaba con Caracol y RCN, el gobierno nacional decidió que Audiovisuales se dedicará a programar el Canal A que sería cambiado de nombre a Señal Institucional ya que la ley 680 de 2001 consagraba la fusión o supresión de canales en especial del sector mixto. Ya para entonces, el Estado les dio 6 meses de salvavidas al Canal Uno, reparando los daños por la crisis económica de 1999 y los efectos colaterales de la privatización de la televisión imponiendo la exclusividad que impedía el trato igual, esos seis meses de 2003 de julio a diciembre se acabaron y cada quien se podía defender de 2004 al 2013.

Eso quizá, algunos escépticos tenían razón al pronosticar, pero nadie caía en cuenta la transformación en el sector que equiparó y ganó otros aspectos, exactamente en la comercialización, la torta publicitaria de acuerdo a los canales de televisión y competir en igualdad de condiciones con los canales de TV paga, de lo cual, Canal Uno ha ganado algo y se mantuvo igual desde el 1 de enero de 2004 en materia de publicidad.

Los concesionarios Unión Temporal RTI-Programar Televisión, Unión Temporal Jorge Barón Televisión-SportSat Televisión, Unión Temporal Colombiana de Televisión-NTC Televisión y CM& Televisión eran los encargados de consagrar o acabar el Canal Uno, a cada uno se les dio las 32 horas, nadie pudo tener mas o menos, pero bien podía pensarse en que una programadora lograra el 33 por ciento del canal para sí pensar en predominio o más bien ser la piedra en el zapato de Caracol y RCN, 10 años son bastantes y la gracia es mantener el impacto con el cual prometieron en la licitación en 2003.

Prometieron muchas cosas: programas de concursos, Xuxa los sábados, Noticias Uno de lunes a viernes de 12 MD a 1PM, series, novelas y en especial lo que RTI nos tendría ya que Telemundo adquirió el 40 por ciento de ésta programadora en ese entonces. Pero resulta que RTI no estrenó su programación sino hasta marzo, de no ser por una sanción que le impuso la Comisión Nacional de Televisión por no cumplir lo pactado. Además, Programar Televisión prometió que el Noticiero de las Siete volvería sábados y domingos, no se cumplió sino hasta febrero de 2007 pero duró hasta finalizar el año 2007, en enero en vez de eso, se emitió un noticiero deportivo que fue producido inicialmente por NTC Televisión, luego, RTI presentó el suyo.

Los publireportajes no se acabaron del todo y fueron inmunes a la ley 680 de 2001 que solo les permitían 7 minutos, se fueron más de los siete minutos y no fue que hasta 2009 que acaparara el 60 por ciento de la programación del Canal Uno, pero porque las programadoras las necesitaban porque pagan bien frente a los grandes anunciantes que pagan a plazos y que atraen seriamente al televidente, es de recordar que Ricardo Galán, entonces comisionado de televisión permitió que Canal Uno vaya más de los 7 minutos, a veces, Caracol y RCN hacían los mismo, pero la entonces CNTV los sancionó, pero no a los concesionarios del Canal Uno como debiera.

Hablando de lo más importante, que éste es el punto del balance de los 10 años de la actual programación del Canal Uno es los programas que han presentado las programadoras, ahora hacemos mención de ellas:

NOTICIEROS
Noticiero CM& A pesar de las volteretas en su esquema informativo, se ha desempeñado bien y sigue ganado aceptación, todos recordamos la original 1, 2, 3 con Claudia Hoyos que la saltó más a la fama, reemplazada por Inés María Zabaraín, Ana María Trujillo, Catalina Aristizábal y Adriana Tono.

Noticias UNO Al reducirse a los fines de semana, ha ganado popularidad mientras seguía oponiendose al gobierno de Álvaro Uribe de forma impía, ha sabido comportarse mejor, a veces pide 15 minutos de más para que pueda desarrollar la noticia, centrado más en las demandas, juicios, investigaciones más que las noticias generales y más basados en la necesidad de la gente del común impuso ese estilo que más parece programa de opinión que noticiero; ellos prometieron de lunes a viernes de 12 Mediodía a 1PM en la licitación de televisión y el 1 de enero en vez de eso, emitió una novela.

Noticiero Telepaís Éste noticiero terminó el 31 de diciembre de 2013, en esos 10 años que duró el noticiero se ganó el respeto y la reputación de los televidentes a pesar de lo poco atractivo que ha venido informando el noticiero de Jorge Barón, inició bien y con éxito, pues el director del noticiero era Julio Nieto Bernal y los presentadores Néstor Morales, Maritza Rubio, Iván Mejía Álvarez y Patricia López los lunes a viernes y María Isabel Arias los sábados y domingos, pero los altos costos de mantener el noticiero tuvo que reducirse a la presentación del mismo Jorge y más adelante él ser el director. Era buen noticiero a pesar de todo, aunque quedó demostrado que hacer noticiero vale mucho dinero, buscar buenos anunciantes no era lo suyo, como Jorge pensó.

Noticiero de las Siete Solo duró diez meses y regresó sino hasta 2007, CM& era la encargada de los contenidos periodísticos del noticiero de Programar Televisión, era bueno, pero de repente no logra encajar o definir el estilo del noticiero que ha espantado al público.

OTROS PROGRAMAS
Solterita a la orden Ésta serie comenzó en Colombia sino hasta Enero, pues antes se vio por Telemundo, ha tenido acogida en el primer semestre de 2004 los domingos.

Sweet Venía de los domingos de las 7PM en su anterior programación, pasar de lunes a viernes a las 10 PM, ha sido el programa insignia de Colombiana de Televisión y duró tan solo 9 años y medio dentro de la actual programación, se acabó porque Carlos Giraldo aceptó la oferta de la competencia que tanto criticó por copiar los chismes, exactamente de La Red.

Hola Escola Quiero destacar éste programa que ha sido buena, con llamadas, invitados, programa que se hizo en conjunto CM& y Programar Televisión para RTI y muchos colombianos recuerdan, duró poco, debía seguir hasta por cinco años.

La Fábrica Éste programa fue dirigido por Iván Lalinde, de hecho era el ejemplo ante los privados sobre la franja infantil de lunes a viernes, algunos se han divertido y lo recuerdan, lamentan que RTI haya trasladado para Caracol y allí terminara ahogado. Debió quedarse.

Veredicto Fue un acierto al pasarse por el Canal Uno que venía del Canal Capital, éste programa de NTC Televisión insertando la interactividad con los televidentes por Internet para que votaran por el tema de opinión por el cual se debatían e invitaban a grandes personajes.

Sin Censura Indiscutiblemente ha sido un excelente programa a pesar que cierta gente no quiere que Gustavo Bolívar opinara, además de la interactividad por Internet en tiempo real, temas bien acidos y que los indignados crearon porque los privados les dan pena pensando en no dejar escapar esos grandes anunciantes de los cuales los indignados acusan los abusos, duró poco, pero fue una excelente alternativa.

Y citamos más programas exitosos durante la actual programación: Adan y ellas, Signo Pesos, La finca de hoy, Noticiero Deportivo, Móvil 727, Ponte las pilas, Festival del Coleo, La Telepolémica, Vive Colombia, algunos animes que pasó RTI, los partidos del Fútbol Profesional Colombiano, los programas deportivos de SportSat, y algunas novelas venezolanas que pasó por ese canal.

De éste balance se puede decir que la mitad de ese decenio le fue bien y en total se defendió mejor y supo mantenerse, ahora falta esperar hasta el 30 de abril de 2017 saber cómo le fue cuando haya nueva licitación del Canal Uno.

lunes, 30 de diciembre de 2013

¡RTI duró 50 años en la televisión!


Es increíble que RTI haya durado más que Punch en permanencia en las pantallas y como empresa, sin lugar a dudas tiene una vasta experiencia que ni Caracol Televisión podría alcanzar, no hace falta mencionar aquí los logros, los sinsabores y las 'espinitas' en cuanto a sus producciones, pues ya todos los colombianos y los latinos se lo saben de memoria, y justamente hoy que se despide como programadora del Canal Uno.

Y comparado con otras programadoras en el pasado como en el presente, RTI ha ganado todas, pero en ésta oportunidad optó por no continuar si no habría una nueva licitación en los espacios del Canal Uno, o en éste caso, estar listo para ser el tercer canal de televisión.

Todos sabemos de las calidades que tiene ésta compañía, que tiene visión, la misma que Fernando Gómez Agudelo trazó cuando tuvo la misión de comandar la llegada de la televisión en Colombia.

Y de alianzas: de manera local con grandes como Punch y Caracol cuando fueron los fundadores de la OTI en Latinoamérica para Colombia, se cuentan Cinevisión, RCN, Datos y Mensajes, JES, Jorge Barón, Tevecine con la Casa Editorial El Tiempo; de manera mundial como Telemundo, Televisa, Sony entre otras grandes. Así mismo con la comercialización con Caracol, Punch, El Tiempo, Mejía y Asociados y hasta ellos solos.

Con Programar, alianza que pensó que los llevaría la posteridad, resultó que los López aprovechó la herencia del papá y se quedó con el pequeño porcentaje en Caracol y Programar fue vendido a Promedios CTA de propiedad de los ex-empleados de Inravisión y de Evert Bustamante, duró menos del lustro, tuvieron difícultades incluso cuando tuvo intención de retirarse para conseguir el tercer canal de la mano con El Tiempo cuando el Grupo Planeta era el dueño, se lo impidieron y solo ha durado cuatro años programando lo mejor, de ahí en adelante pasó muy poco la programación de RTI, de Programar los poco que RTI ha cedido de no ser por el nivel de los contratos con el Estado como Vive Colombia.

Dejar 50 años de actividad en televisión abierta, a pesar que lo que ponen son solo dos programas de la Unión Temporal con Programar, si le queda ese chance de jugarsela como canal, el dueño no es cualquiera, hace parte de un gran emporio como General Electric que puede ser superior en nivel de programación como Caracol y RCN, que hace más que comercio, que escucha a la gente, pero que tiene balance, cosa que a los dos quizá intentan, pero que no corren riesgo.

No sabemos cuando durará fuera del aire en el aspecto de la televisión abierta, porque como productora las tiene. RTI significa Colombia, significa pasado, significa ser versátil en la industria de la televisión. En un futuro no lejano volverá, no sabemos como, pero es muy seguro que vuelve, la experiencia de medio siglo no se cuestiona, pero batió un record que por ahora le quedan dos. Grandes deseos a RTI con todo lo que ha pasado.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Programadoras del Canal Uno "Salvados por la campana"


No se me hace raro que el que las programadoras del Canal Uno, dejando un lado sus egos y sus intereses imposibles de cumplir como una nueva licitación, dando gusto a aquel que aprovecha para crear un nuevo canal privado y cierto político de ver a Daniel Coronell sin un medio de gran penetración como la televisión.

Pero ¿cómo es que aceptaron la realidad de seguir hasta el 30 de abril de 2017? La respuesta es simple: GLP, la comercializadora del Grupo Prisa, que en vista de que el tercer canal está en plena expectativa, más parece que de ellos optan por ahora por la vía más fácil por si no se da lo del tercer canal. Porque, qué mejor explicación el que programadoras como NTC Televisión, Colombiana de Televisión, Jorge Barón, SportSat y CM& Televisión se opusieran a seguir igual hasta dentro de 3 años y 4 meses porque no quedaron a gusto con la actual distribución de sus espacios a lo largo de éste decenio y quieren una nueva licitación para ir pensando en qué brindar o en donde quieren aprovechar la oportunidad.

Más de uno creerá que fue muy mala idea darles 40 meses a las programadoras actuales (menos una Unión Temporal, por ahora) porque las televentas siguen igual, la culpa no es de las programadoras que viven de eso, la culpa es de cierto comisionado de televisión que decidió imitar a los canales de TV paga y se puso a favor de las programadoras que no tenían cómo costear sus programas, toda vez que Caracol y RCN dominaban la torta publicitaria (eso creían), y más de la ANTV que se supone debe hacer autoridad y sancionar a las programadoras que excedieron más de los siete minutos que la Ley 680 de 2001 estipula sobre los publireportajes. La ANTV no hizo eso, y como Prisa comercializa esos espacios, porqué más bien Prisa no estimuló a las programadoras a hacer programas de calidad superior o crear una productora para ocupar los espacios del Canal Uno si las programadoras tienen poca capacidad de producir. Eso si no lo hace, aguardando algo que no ha de llegar (si es que sucede más pronto).

En la televisión, no es nada nuevo extender los actuales contratos por unos meses, si hacemos memoria, desde 1978 ha venido practicando ésta modalidad cuando celebran los contratos para programar los canales, citemos un ejemplo: los contratados de manera directa para el periodo 1977-1979, en el gobierno de Julio César Turbay los amplió por ocho meses para ejecutar una adjudicación y licitación más abierta y pública. De la misma forma se aplicó en 1981 en ese mismo gobierno a los licitados de 1979 que terminarían el 31 de julio, lo que extendió hasta el 31 de diciembre de ese año.

En 1986, al llegar Virgilio Barco al poder y con una licitación de televisión que debía ejecutarlo en los primeros días de mandato, se pospuso al año siguiente y los licitados de 1983 para 1984-1986 los amplió en seis meses.

Sin embargo, aun está en la expectativa la licitación y adjudicación del tercer canal pues de la ANTV no ha emanado los inscritos en el RUO, tampoco el costo de la licencia y una serie de condiciones que incluso tiene que ver con la implementación de la TDT. De rumor se sabe que aparte de Prisa que está interesado por el tercer canal y de El Tiempo, estarían TV Azteca, RTI con el apoyo de Telemundo y otra sociedad independiente. ¿Será que con ésta licitación del tercer canal, los perdedores acogen el chance de tomar el Canal Uno?

Y si bien la Unión Temporal RTI-Programar Televisión no se ha pronunciado, porque se habla de escindir en medio de la ampliación del contrato, puede aprovechar RTI la oportunidad de participar por el tercer canal sin más ni más, si las cosas siguen igual hasta diciembre, RTI ya cumple 50 años activo y es la que rompió el record frente a Punch por permanencia en la televisión. Pero Programar Televisión busca la manera de cómo continuar y con medios legales mirará la formula de poder mantenerse sin RTI, hasta el momento se ha demorado mucho pese a la intención de seguir.

El que Señal Colombia vaya a reemplazar a RTI y Programar durante esos 40 meses, es una carta blanca que sería aprovechado por las tres concesionarias, sumado a que Señal Colombia después de 9 años asumirá en pleno como programadora de televisión, toda vez que Señal Colombia no tiene claro qué programar en esas 32 horas que podrían dejar. Pues el bocado más apetecido de Señal Colombia para las tres concesionarias son de lunes a viernes de 8 a 9 PM, sábados y domingos 7 PM y el domingo a las 11:30 PM.

El poco interés que tiene el Estado en cuanto al sector de la televisión, en los tres años del mandato Santos, a eso se le suma que hará una nueva ley que busca mantener a la 1520 de 2012 que fue declarado inexequible en el tema de cuota de pantalla a favor de los extranjeros, con la protesta de grandes productoras incluidas Caracol y RCN que viven de ellas. Y uno se pregunta: ¿Será que así el Canal Uno con programación extranjera y blindada de alianza podrá revaluarse? Otra situación que deben enfrentar con la mayor fuerza y ventaja.

lunes, 2 de septiembre de 2013

No se den de difíciles que mañana no hay regreso (Opinión)

Ha crecido el rumor de que ninguna de las programadoras pretenden aceptar la oferta de extender hasta el 30 de abril de 2017 sus programas en el Canal Uno, ésto significaría, ni más ni menos, que un plan de la ANTV para crear un cuarto canal para reemplazar al Canal Uno y las programadoras están jugando su trayectoria que están consiguiendo es que la televisión mixta desaparezca éste 31 de diciembre de 2013, dando fin a 56 años de un sistema pionero ante el mundo y la primera de la historia.

La pretensión de las programadoras, no diría que es el costo de la licencia que lo está matando, para ser francos, la real pretensión es que en una nueva licitación busquen nuevos horarios, porque los adjudicados no quedaron a gusto su programación durante el decenio que se acaba.

Pero, ésto podría ser aprovechado, para el caso de RTI participar libremente al tercer canal sin los problemas de Programar Televisión para presentarse en la eventual licitación.

Sumado a que CM& y NTC Televisión buscan reacomodarse los horarios de noticiero pensado en el 2014, de parte de otras programadoras como Jorge Barón no se escucha nada.

Ésta situación daría pie a que la ANTV acoja la recomendación de la Universidad Nacional en sus estudios y Señal Colombia se tome la programación del Canal Uno "hasta el 2017", porque está por verse. A simple vista, si ésto sucediera, las programadoras que optaron no continuar, harán las veces de productoras, pues ésta práctica ha sido común durante 34 años, es decir, que CM& seguiría emitiendose en el mismo horario en el 2014, que Noticias Uno sería emitido de lunes a domingo a las 7 PM, que Jorge Barón o Programar, negocie con Señal Colombia éstos espacios para "demostrar" que aun aguantarán y volverán a recuperar el Canal Uno como pretenden hacer ahora.

En primer lugar, Señal Colombia no es un EICE (Empresa Industrial y Comercial del Estado), es decir, si Señal Colombia opta por reemplazar al Canal Uno y vende sus espacios, por un lado es bueno porque Señal Colombia el canal la gente lo ve y le deben mucho a su programación variada y colocar comerciales es un gancho que sirve que lo cultural es atractivo para anunciar productos y servicios. Lo segundo es que POR LEY NO PUEDE NI DEBE COMERCIALIZAR SU PROGRAMACIÓN Y PERMITIR COMERCIALES DE TELEVISIÓN EN SUS CANALES O SUS EMISORAS.

Ésta obstinación que pretenden las programadoras va a conseguir que la ANTV logre ese cometido con seguridad, pero lo grave está es que en medio de un eventual adjudicación y licitación del tercer canal, después de las elecciones de congreso y mientras Señal Colombia reemplace al Canal Uno su programación, pueda gestar, en la legislatura del 20 de julio de 2014 una ley de televisión que elimine los artículos de las leyes 182 de 1995, 335 de 1997 y 680 de 2001 que regula y trata el canal estatal bajo programación de particulares (televisión mixta) para crear, adjudicar y licitar en el 2015 un cuarto canal que sería el último premio de consolación para los perdedores del tercer canal y solo ver dos opciones en la televisión abierta: la privada y la pública, porque ahora vemos tres que es la mixta.

Ellos se están "cavando sus propias tumbas" y más a éste estilo de televisión que es único en Colombia y que a pesar del rating guardan esperanzas, y solo porque los efectos de 4G y la TDT podrían afectar la licitación 2014-2023 del Canal Uno si se licitara ahora. ¿No será una excusa de la ANTV para éste plan que nos está dando a entender a los televidentes colombianos?

Como estoy seguro que no me equivocaré éste pensar, ojalá mañana no me recoja éstas palabras porque sé que la terquedad de las programadoras y los planes para dar fin 59 años de existencia del Canal Uno me darán la razón. Y yo le pregunto a Ramón Angarita Lamk director de la ANTV ¿Ese es el pensado que tiene los integrantes de la ANTV para eliminar al Canal Uno? Porque déjame felicitar ésta obra maestra que ni Uribe pudo hacer ésto para complacer a Caracol y RCN, ni tampoco el congreso.

Daniel Coronell, dejame preguntar algo: ¿Y usted porque quiere darle gusto a Uribe de acabar Noticias Uno por su intransigencia?